4 mensajes que NUNCA has de enviarle si él te gusta

Los mensajes se han convertido en un imprescindible en nuestro día a día y, por tanto, en uno de los elementos más importantes a la hora de ligar o de poder conocer mejor a alguien que nos gusta. Pero como bien todas sabréis, chatear puede ser frustrante, confuso y estresante. No es fácil dominar el arte del chat. Quizá por eso todas hemos cometido esas famosas meteduras de pata con alguien que nos gustaba y al final todo se fue al traste.

Sin embargo, de entre todas las cagadas que puedes hacer -que son muchas- hay unos cuantos mensajes que jamás, jamás has de enviarle si de verdad te importa ese hombre y no quieres que lo vuestro se convierta en un mensaje leído que nunca vuelve a ser correspondido. Aquí te dejamos esos mensajes que debes evitar a toda costa si un chico te gusta.

1. El mensaje interminable

Te ha preguntado “¿qué tal?” y tú has decidido contarle toda tu vida con más drama que una telenovela. Igual eres una de esas chicas a las que les gusta escribir o enrollarse como las persianas pero si al final tu mensaje implica scroll, scroll y más scroll es que estás diciendo demasiado.

Este es uno de los mensajes más importantes a evitar, sobre todo cuando estás empezando a conocer a alguien. Trata de ser un poco misteriosa e intrigante para despertar su curiosidad en ti. Si le cuentas todo y, además, en un solo mensaje lo más probable es que piense que eres una pesada.

2. El automensaje

El automensaje es el típico mensaje de romper el hielo en cualquier página para conocer gente. “Hola. ¿Cómo estás?” Tanto si es la primera vez que habláis como si ya os conocéis de hace algún tiempo, preguntarle a alguien algo tan básico como “¿cómo estás?” solo puede tener dos respuestas:

A: “Bien”.

B: El mensaje interminable anterior en el que te cuenta toda su vida.

De cualquier manera, un mensaje básico que le envías a todos no es la mejor alternativa para iniciar una conversación dinámica.

3. El mensaje de máquina de chicles

Este mensaje también podría conocerse como el de interrogatorio. Es decir, esos mensajes en los que envías una pregunta detrás de otra sin dejarle tiempo para responder a ninguna de ellas. No satures al chico que te gusta a una barbaridad de mensajes, esto solo le generará estrés y no le apetecerá chatear contigo. Igual que es probable que ni siquiera te responda a todas esas preguntas.

Chatear debería ser como jugar al ping-pong o bailar un tango. Ahora tú. Ahora yo. Ahora tú, etc. Al fin y al cabo, por eso se llama conversación, ¿verdad?

4. El “¿por qué no me contestas?”

No enviar bajo ningún concepto este mensaje es una de esas reglas no escritas para ligar por chat, que, por sorprendente que resulte, todavía hay muchas personas que no conocen. Seguro que te ha ocurrido y te volverá a ocurrir que te pasas un tiempo intercambiando mensajes con alguien que te gusta y de repente ya no te responde. Preguntarle por qué no te contesta enfadada y agresiva es lo peor que puedes hacer, principalmente, porque si se le hubiese pasado responderte ahora sí que perderá todo el interés en ti.

Y este como cualquier otro mensaje que busque pelea. “Pasas de mí”, “Prefieres salir con tus amigos que conmigo”, “Siempre haces lo mismo” y un largo etcétera. Esto es como llamarle y decirle “oye, hay un oso hambriento y enfadado que tiene hambre, ¿vienes?” Le va a dar pereza responderte. Este tipo de cosas mejor afrontarlas cara a cara.

Sin comentarios

Publicar un Comentario