7 motivos por los que nunca tienes que tener sexo con tu ex

Llega un momento después de una ruptura que a todas se nos pasa por la cabeza volver a acostarnos con nuestro ex. No hace falta que lo neguéis. Solo sexo. Nada de compromiso. Que la relación no haya funcionado no significa que no podáis seguir disfrutando del sexo, ¿verdad? Al fin y al cabo los dos tenéis necesidades y es que él te conoce tan bien…

¡NO! ¡NO! ¡NO! ¡NI SE TE OCURRA!

Tantos peces en el mar y tú te empeñas en seguir pescando el mismo.

Como sabemos lo que se siente en estos momentos de debilidad, vamos a ser majas y a explicarte como es debido las razones por las que no tienes que tener sexo con tu ex. Algún día nos lo agradecerás.

1. Aunque al principio tengas claro que no vais a volver a estar juntos, luego quién sabe.
Acostarte con tu ex puede ser altamente peligroso. Da igual que creas que tienes la ruptura más que superada (como si eres tú la que le ha dejado a él), el orgasmo puede jugarte una mala pasada. Al llegar al clímax liberamos altos niveles de oxitocina, conocida también como “la hormona del amor”, y es esta la que nos hace sentir un apego emocional hacia la otra persona.

¿Llegar al orgasmo con alguien al que ya has querido? Muy pero que muy mala idea. Te estás arriesgando a volver a enamorarte de él y lo peor: planteándote volver pasando por alto todos los motivos de vuestra ruptura.

2. Tarde o temprano te vas a sentir mal.
Puede que una parte de ti siempre se vaya a sentir atraída por tu ex pero no dejes que este sentimiento te ciegue. Antes o después de ese encuentro “casual” vas a sentirte mal. No te va a dar caricias ni se quedará a repetir y, evidentemente, no va a decirte “te quiero”. Será raro y lo más probable es que en el mismo instante en el que terminéis te des cuenta de que no ha sido buena idea.

3. Tendrás resaca emocional.
Superar la ruptura de una relación lleva su tiempo y a veces requiere de un largo proceso. Volver a hacer el amor con tu ex es dar un gran paso hacia atrás con todo lo que habías avanzado en vuestra ruptura. Después te sentirás culpable por caer de nuevo al hoyo con una noche de debilidad.

4. No puedes avanzar si sigues anclada al pasado.
Da igual que solo sea un encuentro casual o que te sigas acostándote con tu ex por un período de tiempo indeterminado, la cuestión es que no te estás permitiendo avanzar. Así serás incapaz de olvidarte de él y sacarle de tu vida para siempre. Y lo que es más grave, no estarás emocionalmente preparada para conocer a otras personas ni para volver a enamorarte.

5. Volveréis a sacar a relucir todos los trapos sucios.
Cuando una ruptura está tan reciente es inevitable que uno de los dos haga un comentario desafortunado que vuelva a sacar a la superficie todas las razones por las que cortasteis. Volveréis a discutir por décima vez debido a lo mismo, os echareis más cosas a la cara y acabaréis cabreados y con más resentimiento todavía si cabe. Porque por mucho que solo buscaseis diversión, habéis acabado reviviendo vuestra ruptura.

6. De una manera u otra te va a decepcionar.
Tal vez creas que el sexo con tu ex será como el que teníais cuando estabais juntos pero comprobarás que ya no será lo mismo. Vuestros sentimientos han cambiado y es imposible que esto no influya en vuestras relaciones. Al final será más incómodo que otra cosa y te sentirás decepcionada por volver a estar con esa persona con la que habías decidido no estar.

7. Puedes sentirte confundida.
Hacer el amor con tu ex puede llegar a confundirte mucho. No sabrás si habéis terminado definitivamente o si el sexo significa algo más que solo sexo. Incluso puedes llegar a plantearte darle una segunda oportunidad a vuestra relación o si es lo que él pretende. Por mucho que dejéis las cosas claras, a la hora de la verdad todos los sentimientos acaban mezclándose.

Sin comentarios

Publicar un Comentario