El sexo es para disfrutarlo, aprende a soltarte. Saca tu lado salvaje y disfrutar de las ventajas de desinhibirse en la cama.

Cómo desinhibirse en la cama

Comienza un nuevo año y, si no tienes nuevos propósitos, aquí te lanzamos uno: ¡Este año saca a relucir tu lado más salvaje y erótico en la cama! A estas alturas no hace falta que te diga lo importante que es para todas las mujeres disfrutar del buen sexo y un paso imprescindible para hacerlo es olvidar la timidez y dejarse llevar por la pasión. Tienes que dejar que sean tus instintos los que manejen la situación. Atrévete a probar nuevas posturas, destierra la monotonía y cultiva tu parte más picante y erótica.

Si quieres pasártelo bien de verdad y disfrutar del sexo, tienes que dejar de lado a tu ser racional y abrirte las puertas del placer carnal. En HombresalaCarta te queremos enseñar a desinhibierte en la cama y convertirte en una bestia sexual, hambrienta y con ganas de pasárselo lo mejor posible. Si eres de esas personas tímidas que no saben cómo dejarse llevar, tenemos para ti algunas prácticas muy sencillas que te ayudarán a sacudirte la vergüenza y a vivir de forma intensa cada encuentro. ¿Vienes?

Cómo desinhibirse en la cama

1. El cambio empieza en uno mismo

Antes de comenzar a introducir cambios en la cama, es importante que empieces a cambiarte tú misma. Es decir, comienza por cosas más sencillas, cultiva tu faceta más sexy, empieza a usar ropa más provocativa, compra lencería o ropa interior sugerente.

Para poder liberarte en la cama necesitarás sentirte muy segura de ti misma, tendrás que ser explosiva y potente. Si logras sentirte más sexy y te gustas más, este paso te resultará mucho más sencillo, por eso deberías acudir a una tienda y hacerte con todo eso con lo que nunca habrías pensado salir a la calle. Piensa que en la cama, como en la guerra, todo vale. Deja atrás los prejuicios y redescubre nuevas partes de ti misma, ya verás como te acaba gustando.

La actitud también deberá ir con ese cambio exterior. Conviértete en una mujer seductora, coquetea con tus parejas, envíale algún mensaje picante, atrévete a enviarle alguna foto erótica, prueba con el sexting… El erotismo no se centra solo en la cama, la actitud es muy importante, así que no te lo pienses más; atrévete.

2. Adiós rutina

Lo mejor para cambiar un hábito es saltarte la rutina. Para desinhibirte en la cama vas a tener que innovar y evitar hacer siempre lo mismo… Cambia de postura, de día, de lugar… Juega con tu pareja, déjate llevar. Uno de los aspectos más excitantes es cambiar de lugar y desterrar la cama. Sabemos que es muy cómoda pero a la larga terminará siendo un lugar aburrido y monótono, por tanto, tienes que evitar la cama. ¡Huye de la monotonía!

En tu casa puedes probar a hacerlo en otros espacios como la bañera o la ducha, atrévete a hacerlo en la cocina, en el suelo o sobre la mesa… Si quieres ir un paso más allá, te recomendamos que salgas de casa y que pruebes de hacerlo en lugares menos privados, prueba en el coche o, si te atreves, en lugares públicos. Es muy divertido alquilar una habitación romántica en un hotel con jacuzzi… ¡Seguro que disfrutas de la experiencia diferente!

3. Introduce juguetes en tu rutina

Los juguetes eróticos están de moda, cada vez hay más que puedes introducir en la cama para conseguir una experiencia increíble y diferente. Hay juguetes sexuales de todo tipo que harán que tu encuentro resulte mucho más divertido y, sobre todo, te llevarán a descubrir nuevas formas de sentir el placer. Debes saber que hay una gran cantidad de utensilios que puedes encontrar en cualquier tienda erótica y, te recomendamos que pruebes varios y que te decidas solo por el que más te guste para disfrutar de los encuentros con tu pareja.

Entre los juguetes sexuales más comunes para disfrutar con tu pareja encontrarás anillos vibradores, esposas o consoladores.

4. Disfraces y juegos de rol

Pocas cosas son más divertidas que probar nuevas maneras de disfrutar del sexo. Una buena forma de desinhibirte en la cama es disfrazarse y participar en juegos de rol con tu pareja. Un disfraz erótico seguro que despertará las fantasías de tu pareja. Todo el mundo tiene fantasías, deseos ocultos y, antes o después, querrán hacerlos realidad… ¿Qué mejor que ser tú esa persona que haga realidad sus fantasías?

Si a tu pareja le gustar ser dominante, prueba con un disfraz de criada o de colegiala… Si le gustan los policías, nada mejor que una agente sexy. Pruébalo y disfruta de una sesión de sexo completamente diferente y picante.

5. Disfrutar de los preliminares

Los preliminares son muy importantes en cualquier relación sexual. Si lo que quieres es escapar de la monotonia, quizá será buena idea atreverte a jugar con ellos. Tal vez introducir nuevas sensaciones como geles o algún alimento. Piensa que, cuánto más tiempo dediques a los preliminares, más aumentará el deseo sexual y más estimularás a tu pareja. Comenzar con un masaje sexual puede ser una buena idea, pero seguro que mejorará si a ese masaje le sumas chocolate, nata o cualquier cosa que te apetezca probar.

Hay muchas cosas que puedes hacer en tus preliminares y, si quieres excitar a tu pareja, no deberías limitarte a la comida. Juega con todos los sentidos, prueba a vendarle los ojos o a introducir otro tipo de estimulos, ¿le gusta que le digas cosas picantes al oído? ¡Pues hazlo! ¡Diviértete!

6. Probar cosas nuevas

Si estás buscando desinhibirte en la cama tienes que estar abierta a nuevas experiencias. Desde HombresalaCarta te recomendamos que abras tu mente y que dejes salir tu lado más juguetón. Una idea con la que seguro que triunfarás será la de ver junto a tu pareja alguna película porno. Déjate llevar, disfruta con tu pareja de la película y trata de imitar alguna de las posturas.

También puedes proponerle hacer vuestra propia película porno, atrévete a grabarte con una cámara fingiendo que sois actores porno. Déjate llevar por la situación, transfórmate en otra persona y verás qué rápido pierdes la vergüenza y disfrutas de esta experiencia nueva y sensual.

7. Cambia tu rutina sexual

Para sacar tu lado más sensual y salvaje vas a tener que disfrutar del sexo y para eso no te puedes acomodar en las típicas posturas de siempre. Tampoco es que te tengas que estudiar el Kamasutra entero, pero sí que es verdad que te iría muy bien conocer y probar nuevas posturas. Sal de tu zona de confort, prueba cosas nuevas y excitantes y verás cómo tu pareja disfruta, lo que te llevará a disfrutar del sexo.

Sin comentarios

Publicar un Comentario