En las primeras citas todos mentimos. Hoy te explicamos cómo identificar hombres tóxicos y escapar de ellos antes de que sea demasiado tarde.

Cómo identificar hombres tóxicos y no caer en sus garras

No nos hagamos ilusiones, todos mentimos en las primeras citas. A nadie le gusta sacar su lado oscuro tan pronto y es comprensible, ¿te imaginas que en la primera cita te enterases de todos los trapos sucios? Seguro que saldrías corriendo antes de terminarte la primera copa. Al conocer a alguien nos interesa mostrar solo lo mejor de nosotros mismos, incluso si tenemos que inventárnoslo. Nos pavoneamos y sacamos lo mejor de nosotras; exageramos nuestras virtudes y escondemos nuestros defectos.

Ellos, por supuesto, hacen lo mismo. Por eso hay que tener mucho cuidado, ya que ese juego de seducción tan normal se puede convertir en una trampa. Los hombres tóxicos saben camuflar muy bien todos sus defectos, solo revelerán su personalidad nociva con el tiempo y, seguramente, cuando ya sea demasiado tarde para ti.

Por suerte, si nos fijamos un poco en su lenguaje corporal, en los pequeños detalles de su personalidad y en las cosas que dice, puede que logremos desentrañar la verdad. Conseguir alejarse a tiempo de un hombre tóxico puede suponer una liberación. Si no queremos pasar malos ratos debemos aprender cuánto antes a descubrir qué es lo que se esconde debajo de ese discurso cautivador que suelen emplear estos hombres tóxicos. Para que eso sea posible, te ofrecemos algunas señales, algunos perfiles bajo los que se esconde hombres tóxicos.

Los típicos perfiles de hombres tóxicos

1. El autodestructivo

Es la eterna víctima. El universo conspira en su contra. Todos tienen la culpa, tiene muy mala suerte… Siempre fracasa, pero nunca es el culpable de sus propios fracasos. Si te juntas con este hombre acabarás convertida en su madre. En algunos casos deberás consolarle y en otros, tendrás que ser capaz de darle lo que él mismo no es capaz de lograr por sus propios medios.

2. El controlador

Nada puede ocurrir con su pareja o alrededor de ella, sin que él lo sepa. Tiene que tener un completo control sobre su pareja y su entorno, cuando algo tiene que suceder, cuando su pareja tiene que hacer algo, él debe dar su consentimiento. Es como un pequeño dictador, un tirano de andar por casa. Si ella se rebela o no acepta sus órdenes, comenzarán las amenazas o las coacciones, lo que mejor resultado le vaya a dar. Es fácil que acabe comportándose de forma agresiva, por lo que es muy importante alejarse de él lo más rápidamente posible.

3. El manipulador

Es un tipo de hombre que no admite un no por respuesta. Esta es una cualidad que, de primeras puede parecer muy positiva. Un hombre seguro de sí mismo, que sabe lo que quiere y que lucha por ello… Sin embargo, cuando esto se convierte en una excusa para ejercer su poder sobre ti… Estamos ante un manipulador. Estos hombres tóxicos son capaces de hacerte creer que el cielo está abajo. Retorcerán la información y los hechos, cambiarán sus palabras de un día para otro… Harán lo que haga falta para lograr sus retorcidos propósitos. Lo peor de todo es que, en su lucha por tener razón y lograr lo que quieren, no dudarán en hacerte sentir mal.

Mucho cuidado con estos porque en una discusión o conflicto, no perderán la oportunidad de hacerte sentir culpable. Son especialistas en darle la vuelta a la tortilla y siempre que puedan descargarán un camión de trapos sucios sobre ti, así que, mejor ir con mucho cuidado.

4. El narcisista

Él es el centro de todo. El Alfa y el Omega. Todo empieza y termina con él y más allá de él, no hay nada. Cualquier mujer que quiera estar con él deberá aprender a permanecer en un discreto segundo plano, deberá mostrarse agradecida y complacida por tener la suerte de compartir la vida con alguien tan especial.

5. El huidizo

Aunque no lo parezca este es otro hombre tóxico. Se presentará ante ti como el cúlmen de la libertad. Es un ser totalmente libre, un espíritu alado que no puede ser atado y que no quiere atarse a nada. Ese diálogo, vacío en cuanto rascas su superfície, es su forma de no atarse, de escapar del compromiso y trata de justificar así sus debilidades y sus ausencias.

¿Cómo identifico a hombres tóxicos?

En realidad es mucho más sencillo de lo que pueda parecer. Tras toda esa telaraña de mentiras que tejemos durante las primeras citas, se esconde una verdad; una personalidad perjudicial. Identificar hombres tóxicos es más sencillo de lo que parece, en la mayoría de los casos bastará con que te hagas las siguientes preguntas para tener una idea más que aproximada de que estás frente a un hombre tóxico:

  1. ¿Te respeta?
  2. ¿Te hace sentir valorada, inteligente, útil y atractiva?
  3. ¿Te sientes optimista y llena de energía cuando estás con él o te deja cansada?
  4. ¿Cuando no estás con él te hace falta?
  5. ¿Te sientes segura cuando estás con él?
  6. ¿Habla bien de ti a otras personas?
  7. ¿Cuando estás con él te sientes motivada y animada?
  8. ¿Saca lo mejor de ti?
  9. ¿Te apoya siempre?
  10. ¿Cuando piensas en él sonríes?

No quiero irme sin darte algunos consejos para identificar a mentirosos habituales. Cuantas más de estas señales veas en él, más probabilidades hay de que estés frente a un mentiroso:

  1. Cuando te cuenta algo se encoge de hombros.
  2. Suda.
  3. Se pasa la mano por el cuello o se rasca mucho.
  4. Mueve los pies nervioso.
  5. Tiende a humedecerse los labios o se los muerde.
  6. Traga saliva.
  7. Rompe el contacto visual o parpadea mucho.
  8. Mira fijamente pero sin expresividad.
  9. No mueve las manos al hablar.
  10. Se le ve inquieto.
  11. Tienes los hombros hundido y las mirada baja.

Como puedes ver hay un montón de señales que identifican a los hombres tóxicos. Solo tienes que estar atenta y, si te da demasiadas señales, lo mejor que puedes hacer es emprender retirada antes de que sea demasiado tarde. Observa, no te precipites, pero si estás segura de que ese hombre te va a traer problemas, no dudes en salir corriendo.

Sin comentarios

Publicar un Comentario