¡Lánzate! 6 claves para saber cuándo besarle

¿Te mueres por besarle pero él no hace ningún amago de lanzarse a tu boca? Habéis superado ya varias citas, charlas, bromas, miradas y muchas risas pero sigue sin dar el gran paso. Pero, ¿por qué esperar a que sea él quien te bese primero? No hay ninguna regla que nos impida a las mujeres ser las que nos lancemos y le plantemos el primer beso. Si queremos igualdad, nosotras debemos ser las primeras en dar ejemplo.

Una vez decidida, y puesto que las mujeres no tenemos demasiada experiencia en este ámbito, llega el momento de determinar si él también desea besarte pero no se atreve porque es tímido o no te besa porque no quiere hacerlo. Nos ponemos a buscar señales a diestro y siniestro, cualquier cosa que nos diga que vamos por buen camino y que él no será uno de esos machitos tontos que se sienten amenazados por una mujer segura que sabe lo que quiere. Estas son las 6 claves para saber cuándo has de besarle. No te lo pienses dos veces y ¡lánzate!

1. Le pillas mirando tu boca

No hay señal más evidente de que un hombre quiere besarte que te mire la boca mientras hablas. Cuando alguien nos atrae, su boca nos llama como un enorme cartel de luces de neón y nuestra mirada se va de manera inconsciente hasta el objeto de nuestro deseo.

2. Se acerca demasiado para hablar contigo

No importa si estáis en una discoteca con muchísimo ruido o en un café tranquilo, si notas que poco a poco se va acercando más para hablar contigo, imita tus gestos, se cambia de sitio para sentarse a tu lado y habla casi entre susurros como si te estuviese contando el secreto mejor guardado de la CIA, es evidente de que quiere acercarse más a ti. Si estabas buscando un momento perfecto para besarle, es este. Aprovecha que él acorta las distancias para probar sus labios.

3. Te roza

Una de las claves para saber si le gustas a la otra persona es averiguar si te toca más de lo que se podría considerar habitual. Si te toca el brazo al hacer una broma, os rozáis la mano sin querer o te abraza por la espalda a la altura de la cintura con bastante frecuencia es porque quiere estar más en contacto contigo.

4. Sonríe como un tonto

Dicen que a un hombre lo delata su sonrisa, ¿o era su mirada? En fin, de cualquier modo, cuando un hombre se calla y te sonríe con una cara de tonto que no se la aguanta es porque hay algo en ti, en lo que dices o simplemente cómo lo dices que le deja embobado. Y si está tan embobado como para no dar el paso de besarte, tendrás que ser tú quien lo haga.

5. Se queda mirándote fijamente

Esta pista está estrechamente relacionada con la anterior. Cuando notas que un hombre te clava la mirada no solo como si no hubiese nadie más en la habitación, sino como si todo lo que había a vuestro alrededor hubiese desaparecido y solo quedases tú es porque se muere por besarte. Romántico, ¿verdad? Pues no dura toda la vida, así que lánzate de una vez.

6. Hace un pausa en la conversación

Estáis hablando sin parar, apreciando esa conexión que parece haber surgido de la nada entre vosotros y de golpe se hace el silencio. Te mira y tú a él, ninguno abre la boca y sabes que es el momento que los dos estabais esperando. Y ¿por qué seguís esperando? Bésale o lo que era el momento perfecto se transformará en un silencio incómodo.

Sin comentarios

Publicar un Comentario