todos los hombres decentes están pillados o son gays

¿Por qué todos los hombres decentes están pillados o son gays?

¿Cuántas veces ha pasado por tu cabeza esta misma pregunta? Conoces a un hombre estupendo y pronto descubres el pastel: ¡Tiene novia! O peor todavía, tenéis tantas cosas en común, entre ellas vuestro gusto por los hombres. Entonces te preguntas de nuevo, ¿dónde se meten los hombres decentes? ¿Acaso se han extinguido? ¿O es que hay tan pocos que otras mujeres ya se los han pedido?

Pues un poco de todo. En este artículo nos hemos propuesto resolver de una vez por todas este complejo dilema de la mano de la demografía y la sociología (no todo iba a ser cuestión de gastronomía en HombresalaCarta) para poder averiguar qué es lo que pasa con los hombres, dónde están los buenos y por qué a veces nos cuesta tanto encontrarlos. Porque sí, hay muchos peces en el mar pero que pique uno decente no es tan sencillo. Así pues, comencemos por el principio:

¿Hay menos hombres que mujeres en la Tierra?

Mucho se ha hablado de este asunto y aunque esta podría ser una respuesta sencilla a nuestro dilema, la demografía no nos lo va a poner fácil a las mujeres porque, a pesar de la creencia popular, en el mundo hay más hombres que mujeres. En concreto, con los datos en la mano, la diferencia es de unos 60 millones de personas a favor de la población masculina.

Sin embargo, no están repartidos equitativamente alrededor del mundo. Por ejemplo, los países que formaban la antigua URSS, como Rusia, Ucrania o Letonia, tienen poblaciones con mayor número de mujeres que de hombres mientras que en los países árabes ocurre exactamente al contrario, al igual que en África, India y China.

Los motivos de estas diferencias son diferentes factores socioculturales e históricos como la discriminación de sexo que tampoco nos ayudan a entender dónde se meten estos hombres, a no ser que vivas en uno de los países donde sí que hay menor número de varones.

¿Por qué no encuentro hombres decentes?

Puesto que en la cantidad no está el problema quizá lo esté en la calidad del producto. Y de nuevo nos hemos parado a mirar las estadísticas. No hay menos hombres que mujeres pero sí menos hombres educados que mujeres educadas, por lo que para nosotras es más complicado encontrar a alguien con quien tener una conversación interesante o que comparta nuestros mismos intereses.

Por lo menos así lo asegura el escritor Jon Birger, autor del libro Date-onomics, tras realizar un estudio de la población estadounidense para averiguar por qué ha incrementado el número de mujeres solteras. Este concluyó que por cada cuatro mujeres con una carrera universitaria hay tres hombres con la misma educación. En su investigación también determinó que la mayoría de estadounidenses tiende a salir con personas con su mismo nivel educativo. A todo esto, se sube al carro otro estudio de la universidad de Wisconsin que asegura que las parejas que tienen un nivel de estudios similar tienden a ser más exitosas.

Al final, según Birger a las mujeres no nos queda otra que salir con alguien cuyo nivel educativo sea menor que el nuestro o resignarnos a que nuestra búsqueda de ese hombre decente y compatible sea todavía más complicada.

Por suerte, esto no quiere decir que ya no queden hombres ni que para ser felices tengamos que estar con un lumbreras. Solo que tenemos que aprender a buscar a ese hombre mucho mejor.

Sin comentarios

Publicar un Comentario